lunes, 18 de octubre de 2010

CONSULTORIO

Me escribe una lectora que no sé si desea permancer anónima o no pero por las dudas no la nombro:

Bueno finalmente me animo a escribir una de mis tantas dudas, controversias sobre la obra que acontece por estos días en mi casa nueva.

Paso a contarte, un tema no tan serio como otros, pero que si pesa. Resulta que marido duerme en la casa que está en obra, por cuestiones de seguridad, y yo solo voy algunas veces por semana, el trabajo me impide estar mas tiempo ahí, de todos modos están los albañiles y mi presencia no sirve de nada.

La cuestión es, marido barre cada día, te diría que toda la casa, limpia varias cosas, y yo ni en PEDO, repito ni en pedo barro todos los días, no porque sea una vaga sucia, sino que me parece una pérdida total de tiempo, no le veo sentido. Mi idea es, una vez que se termine la obra, se limpia a FULL, y listo.

Como dije, el criterio de marido es el opuesto y esto genera conflictos, por ello necesito tu opinión. Si la duda te parece muy banal no me ofendo si no hay respuesta, y si queres otras dudas profundas sobre la obra, son cuestiones técnicas, también tengo, pero eso ya me parece un abuso, dado que yo me cobraría por una consulta.

Estimadísima:
YO, si fuera por mi, no barro ni en pedo pero he de reconocer que lo que hace tu marido no está mal. Puede parecer un esfuerzo en vano pero contribuye a que la capa de mugre que te toque rasquetear al final sea mucho menor.
En una obra gigante que tuve oportunidad de ver de cerca (y que no nombro por razones contractuales) hacían eso y, cuando se terminó, la limpieza final llevó muy poco tiempo. Diría que se redujo en un 50%.
En realidad, en una obra, es mucho más importante el orden que la limpieza. Al terminar el día, las herramientas tienen que estar limpias o en remojo para la jornada siguiente y en su lugar, no tiradas en el medio de la nada, sin ningún criterio. A ese orden imperioso le sigue una mínima limpieza, como consecuencia natural.
Por otro lado, si el que se encarga de esta tarea, es tu marido y no vos, no veo porqué no dejarlo darse el gusto, más allá de la diferencia de opiniones. Si te viene con recriminaciones, ignoralo.
Elige tus batallas, querida lectora; esta no vale la pena lucharla.

10 comentarios:

CirujaChic dijo...

Gracias por tu valiosa opinión Marie, si nombrame no hay problema, salgo del anonimato y me libero de culpas sobre la limpieza de la casa en obra. Marido no recrimina, yo soy la culposa, pero me quedo con la frase del final y me desligo.
Lo que mencionas del orden por sobre la limpieza, yo se lo dije a marido desde el primer día y no dio bola, el limpia pero no ordena, esta noche hago que lea tu post.
Nuevamente gracias!

Alan dijo...

Aunque no soy lectora... Te apoyo totalmente. Pero aún así tenés razón, si a él lo hace feliz, matrimonio feliz.

Peccata Minuta... dijo...

Banco a muerte a las mañas si uno se encarga de cumplirlas sin joder a los demas...!

Madame Lulu dijo...

la última frase hay que registrarla para cuando la pongan en un sobrecito de azúcar

Vane Vane dijo...

totalmente de acuerdo con marie.
en todo.

Dos dijo...

che tengan en cuenta que marido de ciruja VIVE ahi, por eso quiere limpiar, lo que deberia reclamarsele es que continue con los esfuerzos una vez terminada la obra eh? que no decaiga husby, que no decaiga

Marie dijo...

yo lo que no entiendo Ciruja, justamente, es cómo podés reprocharle que limpie!!! tás loca???? alentalo, decile que sí, fuera culpa fuera

CirujaChic dijo...

Chicas con uds. no necesito terapeuta. Ya no reprocho nada, que limpie, el vive ahí, y yo trabajo all day, no puedo con todo. Fuera culpa! y que siga limpiando culminada la obra es mi deseo para esta navidad.
Gracias a todas!

Al dijo...

QUé bueno que tu marido limpie y ordene!
En casa pasa al revés, creo que un día de estos me da una patada en el traste por mis mañas...Sabia Peccata

Dolo dijo...

me encantó tu consejo Marie, siempre tan práctica!