sábado, 25 de agosto de 2012

DEL NIÑO Y LA COMIDA



Le gusta mucho la comida. Mucho. No me sorprende, a mi también.
Después de muchas idas y vueltas acerca del cómo darle de comer, ahora estamos fuertemente instalados en la corriente del Baby Lead (¿o era Led? no me acuerdo) Weaning, que básicamente quiere decir: le ponés la comida en trozos manejables en su mesita y el la agarra con la mano y trata de llevarla hasta su boca, con mayor o menor éxito.
Ventajas: te sentás al lado y hacés cualquier otra cosa, como escribir un post, con ojo vigilante.
Desventaja: hay comida en 5 m a la redonda.

4 comentarios:

Emiliana dijo...

Bello. Me imagino el enchastre.

Carla Ferretti dijo...

Que lindo!! A Sophie le falta un mes y medio más o menos, vamos a ver que hacemos ;)

Cristina dijo...

Ya que te leo te agrego: ventaja: el pibe después creo yo que no se te atraganta más, porque aprende que la digestión empieza en la boca, lo que está muy bien, pero es mi versión y experiencia. Comida 5mts a la redonda vas a tener igual.

micaela dijo...

Siempre hay enchastre de comida con un bebé y es lo más divertido. Ver cómo experimentan la comida, las caras cuando algo le gusta y cuando algo no le gusta nada.
Una maldad que hacíamos con el padre de mi hija era darle gotitas de limón y reirnos de las caras que hacía, unos malvados, pero qué risa...