miércoles, 16 de septiembre de 2009

EL MAGO

Allá lejos y hace mucho tiempo, en la era de la Ceresita, hubo que sacarle los zócalos a mi habitación para poder revocar hasta el piso.

No eran especialmente lindos, ni originales de la casa. De pino pintado, no llegaban a cubrir los 2 cm de separación entre pared y pinotea (rasgo característico de las casas antiguas, como llevan años trabajando las superficies, se producen esas cosas, igual la losa sigue pegada a la pared, eso es lo importante).

Finalmente, llegó el día en que decidimos que había que volver a poner zócalos (rezocalar?).

A. fue a comprar pero el zócalo de pino para pintar, aparte de berreta, es muy finito, no tapa la separación, había que poner un contrazócalo en L o un cuarto de caña.

Todo porque no contábamos con Super Maikel, que tomó unas tablas de pinotea sobrantes, les cortó el macho, redondeó el borde y me hizo unos zócalos de no creer. No se aprecia en una foto pero es un trabajo impecable. 

Ayer volví del gimnasio, los ví y me emocioné.

Cuando una se emociona con unos zócalos es que se fue todo al carajo, no?

11 comentarios:

Cory dijo...

Noooo, nada que ver!!
Esta muy bien emocionarse con cosas que nos hacen felices. Si a vos te hace feliz el zocalo yo te re banco! jajaja

Gera dijo...

Todo lo contrario, lo bueno es poder emocionarse con las cosas simples que terminan siendo las mas importantes.
Saludos.

la cámara lúcida dijo...

i need zócalos

laurita dijo...

yo más que con los zocalos me emociono con maikel.

ese chico es un ángel

Sil dijo...

Maikel cumple, Maire postifica.

la secretaria dijo...

oh maikel, qué talento!!!!
acá en este preciso momento escucho unos golpazos en mi techo, la desesperación que me producen...los acróbatas plomeros, ya lo escribiré, por ahora estoy muda

Vane Vane dijo...

cuando una se emociona en un taxi con arjona es demasiado. lo de los zocalos, esta bien.

perica dijo...

juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. se fue todo al carajo, digamoslon!!

uruguaya dijo...

soñamos con la casa de marie terminada. pero, de qué tratará el blog?

Maggie dijo...

zócalo
zócalo
zócalo
zócalo

me encanta esa palabra. acá le dicen "rodapié" (?). te inventaría una etimología, pero también estamos medio quemadas. las neuronas. y esta servidora.

Marie dijo...

no te preocupes uru, una casa es un proceso cuasi eterno... se terminará la obra pero harán falta cortinas, un sofá, retapizar las sillas o cambiarlas, ordenar todo... nunca se termina