miércoles, 9 de septiembre de 2009

EMOCION

Uno de los dramas dramones de la obra (que comenté muy al pasar aquí, porque si lo escribía me amargaba más) lo tuve con el piso de pinotea y el colocador-pulidor-plastificador, ex marido de amiga.

Por ponerlo en términos muy simples, una máxima de la vida debería ser: si te comprometes a hacer algo por alguien, aunque sea de favor, hacelo bien. No lo hagas a medias, de modo que le compliques la vida al supuesto favorecido. Eso fue lo que sucedió.

Decidir cómo seguíamos llevó un tiempo y finalmente, claro, la solución vino de la mano de quién? de Maikel.

Trajo él a un muchacho que se ocupa de estos temas y están los dos trabajando en mi casa.

Hace un rato, mensaje de txt de A.:

Están poniendo el piso de puta madre, sábelo.

Casi lloro.

Por no hablar de la ventanita del amor, que es para morirse, mañana va la foto.

9 comentarios:

Vane Vane dijo...

fo-to-fo-to

Flor dijo...

Ayyyy, cómo es esa ventanitaaa???

Después también ponenos foto de la pinotea.

Sil dijo...

Hablando de hacer algo por alguien, yo quería ofrecerte algo así como un intercambio de habilidades (no, no es sexo por dinero, eso se llama prostitución). Si querés mandame mail a grossoedipo@gmail y te explico. Sin apuro y sin compromiso. Marchan las remeras de I corazón MAIKEL.

laurita dijo...

me sumo al pedido de fotos varias

madamelulu dijo...

esa pinotea merece foto con abrazo!

Juanis dijo...

ahh que suerte, contenta

uruguaya dijo...

qué lindo!!!

Una dijo...

y abrazo de gol de Villa Dálmine en un 3 a 2 en el último minuto!
Bien ahí carajo!!

Clodio Pulcher dijo...

Volvio Puan y su moda!