viernes, 7 de mayo de 2010

JUEVES

Ayer aprovechando huecos entre actividades varias fui a ver dos cosas:


-la luz argentina, muestra de Arturo Aguiar en Praxis, unas fotos muy impresionantes porque no están retocadas con fotochot ni nada, están pintadas con luces de manos y qué sé yo. Muy interesante. Tampoco como para ir hasta Recoleta a mirar 5 fotos pero si justo estás por ahí, como yo, vale la pena.



-después, como tuve que ir hasta el Buenos Aires Design a ver una araña que quiere un cliente, crucé hasta el Bellas Artes y di unas vueltas sin rumbo por los dos pisos, deteniéndome a mirar un cuadro acá, otro allá. Es lindo el MNBA porque es un lugar muy tranquilo y tiene unas obras que te caes de culo. Para esta ocasión, elegí ésta:


Gregorio López Naguil, Laca china. Está por ahí en alguna parte del 2do piso. La onda es ésa, mirar sólo dos o tres cuadros con detenimiento, siempre se puede volver y la mente se satura rápido.

2 comentarios:

la cámara lúcida dijo...

que impresionantes las fotos!

Vnd dijo...

Por más que haya ido muchas veces siempre que visito el MNBA descubro algo que en otro momento no ví. Es de esos paseos que nunca pierden vigencia.