miércoles, 22 de julio de 2009

COSAS TRISTISIMAS

Que mi pobre amado se haya tenido que pasar dos horas reacomodando los nylons que tapan las pinoteas. Bajo la lluvia helada. Debido a que a alguno de nuestros simpáticos albañiles decidió cambiar los cachos de plomo que sostenían los plásticos por cachos de ladrillo. 

Es que el cacho de plomo se vende. No así el de ladrillo.

Pobre amor mío.

7 comentarios:

la secretaria dijo...

oh marie! que desastre
dediquele al amado su mejor
abrazo frazada

Marie dijo...

trataré
pero no llego al hogar hasta dentro de
2 horas
maldita sea

encima recién entró una reconchuda y casi la mando a la mierda y me retó, se quejó de algo de cómo la atendí adelante de mi jefa
la agarro a solas y la cago a palos
maldita seas

Una dijo...

Pobre chico, bolsita de agua caliente y a la camucha.

Armemos un comando de emergencia: salimos a cagar a palos a las conchudas de tus malas clientas ni bien salen del negocio, das los datos de cómo van vestidas, las seguimos y le agarramos las uñas esculpidas con la puerta de la 4x4.

la secretaria dijo...

reconchuda y desalmada
un día como este ir a joder a gente trabajadora

marie, descansa
beso

madamelulu dijo...

jajajaja una me encantó la tortura que te mandaste. me uno a la cuadrilla de emergencia.

Dos dijo...

El albañil que ser humano imbecil, tiene laburo en una casa donde seguramente lo han tratado mejor que nunca en su vida y se lleva los plomos, decime si no es un idiota.

Tengo otro plan menos violento, nos hacemos las finas, vamos al local y decimos a los gritos lo bien que nos trato la vendedora. Que vaya Madame que ES fina, a mi se me va a notar el olor a conurbano desde Arenales.

madamelulu dijo...

dos, a mi la sed de venganza me quita toda toda la elegancia