jueves, 3 de diciembre de 2009

MI HELADERA


Es el emporio del tupper.

Todos llenos de comida, por suerte.

13 comentarios:

Jime dijo...

uh, que impresionante, cada heladera de cada hogar es un mundo

podríamos hace un concurso de fotos de heladeras, lo que no se es que tendría que tener para ganar

Cory dijo...

Pero que prolijidad Marie!

eMe dijo...

Yo creo que si mi heladera pudiera ver esta foto, me insultaría en varios idiomas. Aún en aquellas lenguas que se dicen muertas.

Oh sí.

La otra de mí dijo...

que ordenamiento heladeril! tiene algo que ver con entrarle al heladero de lady picture?

Marie dijo...

tiene que ver con que quería sacarle una foto y no hay motivador más fuerte que la mirada de los otros, te impulsa al orden

la secretaria dijo...

guaaa, yo soy el terror de los tupper, los dejo abandonados en todos lados, no se, me encantan pero después no me hago cargo de ellos, sr. freud que dice al respecto???

marie, permiso le quiero decir algo a perez: perezita linda, a mi me recabe la percusión pero cuando quiero etiquetar a determinado sujeto hiopersensibilizado por irse al cabo me da una angustia irracional, y me los imagino babeandose mientras abrazan una tumbadora (a proposito del zapallo que nuestra marie se resistió a abrazar), te extraño perez!!!

Marie dijo...

uh secre, tengo pensado escribir un post:
Método Marie para Tener la Heladera Siempre Llena. Super Util para Recién Casados o Juntados.

perez, cuándo volvés? es el viaje eterno!

perez dijo...

¡Miércoles 9!

la secretaria dijo...

perdón marie, tenés un señor chimbote en tu heladera, de solo mirarlo engordo tres kilos en cadera y muslos


il ritorno de perez!!!!!!!!

DeVezEnCuando... dijo...

Si si...yo tambien tengo mil tuppers en la mia, con cosas pre elaboradas para hacer comidas ricas cuando no hay tiempo...

Vane Vane dijo...

esa heladera jamas esta asi

Anita dijo...

qué tienen adentro?? Esa es la parte interesante!!!

Marie dijo...

cashate vanesa, así está mi heladera todos los sábados después de la feria pero vos nunca venis un sábado porque te estan garchando, ya sé