viernes, 5 de junio de 2009

HAY VIDA DESPUES DE LA OBRA 4

Y en esa vida sigo yendo al gimnasio martes y jueves, a hacer un poco de aparatos y tomar la clase de Estiramiento de Estelita (Estelita es un tema para post aparte, capaz el premio de algún concurso debería ser venir a la clase conmigo). 

Pusieron máquinas nuevas, muy modernas, silenciosas, amabilísimas. Un primor. Una pena estar justo en la prensa horizontal y tener la visión frontal de la de aductores y que en ese momento la esté utilizando un señor que se puso unos shorts definitivamente demasiado cortos. Cubrase, quiere? Dónde quedó el pudor?

4 comentarios:

Vane Vane dijo...

dejalo tranquilo. el te debe haber visto los pelos. no lo critiques pobre hombre

Marie dijo...

qué pelos? yo al gimnasio voy divina, ayer me quiso levantar un modelito de 23 y no le dí cabida por puto. El señor debe guardarse sus huevos para sí.

Cory dijo...

juajuajua
el gym es un mundo aparte.

Otra cosa: Estiramiento esta bueno? tenia ganas de empezar.

Marie dijo...

Cory, a mi me encanta, cuando falto me odio. No sé si es para todo el mundo, te tiene que gustar sufrir un poco. Aparte, es muy importante el profesor, yo probé varios pero a Estela no la cambio por nadie. Aunque tenga una voz de camionero en celo que te tumba.