miércoles, 17 de junio de 2009

VER PARA CREER

Hoy volvía yo de una bella corrida matutina, aún con el rosa subido en las mejillas, cuando al llegar a casa me encuentro con A., Maikel y un plomero.

La cara de ese hombre... los primeros cinco minutos lo miré fijo, parecía un personaje de película francesa de los 40.

Qué pena no tener una foto.

También sería muy necesaria la imagen de Maikel cuando le decís algo y está tratando de entenderte y entrecierra los ojos mientras levanta el mentón.

5 comentarios:

Cory dijo...

Me daria miedo el Maikel con esa cara... Como que algo finalmente no va a salir TAN como tratas de explciarselo ¿no?

Marie dijo...

tal cual, para mis adentros pienso: estará entiendiendo algo este hombre?
en general me entendió, hasta ahora

madamelulu dijo...

yo creo que es una manera práctica de entender, yo hay cosas complicadísimas que me explica único y queridísimo marido que las entiendo así, entrecerrando los ojos.

karina Manghi dijo...

Hay tanta gente que no entrecierra los ojos y ponen cara de super inteligentes y después hacen cualquiera...

Una dijo...

Maikel rules!!