lunes, 12 de octubre de 2009

AYER

Tuve un día estrepitosamente maravilloso.

Igual, todo me resulta mucho mejor cuando sale el sol, no podría vivir en Chicago o un lugar así. Un poco me odio por dejarme dominar tanto por el clima, eso sí.

7 comentarios:

Vane Vane dijo...

no te odies.
vale la pena dejarse dominar por dias como hoy

uruguaya dijo...

misma conclusión. no sé si podría vivir en Londres. Me encanta pero tantos días grises...

Dos dijo...

Terminala, ya esta llegando el calor, vas a ser feliz. Que seria de tu vida si se nos viene el invierno nuclear eh ? Ah, claro, no habria vida, claro, bue, era una manera de decir, la metafora no se nos da bien a las rubias.

Dos dijo...

Y ademas, desde cuando se me pego a mi la cosa del calorcito? Por que tengo que ir ahora a una detestable parrillita al aire libre si a mi me gusta comer en el subsuelo de galerias pacifico? me estoy contagiando de uds, buachas del orto.

la secretaria dijo...

todo por un sol, TODO

La otra de mí dijo...

amo los días estrepitosamente maravillosos

camarita lúdica dijo...

jajaja! DOs me hizo reir mucho.

yo me requete "influencio" por el clima